TESTIMONIOS

 Estamos hechos de emociones

“ …ha supuesto descubrir que existía una parte de mí que no había sido explorada hasta el momento  ”

” …ha supuesto descubrir que existía una parte de mí que no había sido explorada hasta el momento, bueno prácticamente había sido ignorada hasta ahora, “mi interior”… Un aprendizaje del significado de mis emociones y pensamientos, en definitiva, comenzar un camino hacia una verdadera aceptación de mí misma y de mi vida con todas sus circunstancias, pero desde una posición y actitud distinta que conlleva menor coste y desgaste emocional. He recomendado el taller a amigas y familiares. ” I.J.

” Un gran descubrimiento es la respiración con plena conciencia…”

“Un gran descubrimiento es la respiración con plena conciencia… Y notar cómo esa respiración entra y vuelve a salir…y que lleva al siguiente paso de “sentir” sensaciones en cualquier parte del cuerpo, de manera efectiva y real… La experiencia de grupo sirve mucho para poner palabras y expresión a lo que tenemos dentro. Convertirnos en espectadores silenciosos e inactivos, vernos, mirar, observar-nos como principales protagonistas… aunque, lo que no resulta tan sencillo sea dejar que vayan pasando esas imágenes y esos pensamientos, sin que las emociones que provocan no nos afecten y nos dejen anclados sin avanzar ni retroceder… ” MC.T.

 

Sabías que…..Tenemos 7 emociones?

 

” Me encantó la forma de trasmitir los contenidos; siempre desde un punto de vista muy tierno, con naturalidad… “

” Ha sido una experiencia enriquecedora, da la oportunidad de sentir nuestro cuerpo, aceptarlo y aceptar la vida como es y vivir en plenitud. Puedo estar más relajada tanto física como emocionalmente, menos dolores corporales, mejor respuesta a las emociones. Me sentí muy cómoda. Me encantó la forma de trasmitir los contenidos; siempre desde un punto de vista muy tierno, con naturalidad y desde una postura sencilla y cercana. Fantásticas meditaciones guiadas. Considero importante la práctica de la meditación para contactar contigo mismo, recuperar la capacidad de sorpresa por las cosas pequeñas de cada día y la relajación y concentración de la mente” A.L.M.

” …mi vida sigue con los mismos problemas, pero mi actitud ante ellos, ha cambiado radicalmente. “

“… mi vida sigue con los mismos problemas, pero mi actitud ante ellos, ha cambiado radicalmente. Así, esos mismos hechos que me angustiaban, atormentaban y perseguían en cada resquicio de mi pensamiento, después del curso soy capaz de verlos manteniendo la mirada, sin esconderme ante ellos, los puedo tener a mi lado y la convivencia ahora, es mejor. Mis pensamientos (ya no los dejo sueltos al libre albedrío) y emociones (ahora puedo identificarlas y manifestarlas sin nudo en la garganta) son mucho más ecuánimes y me permiten ser capaz de considerarme como lo que soy: una maravillosa persona totalmente imperfecta, que intenta hacer lo que está en su mano. Enhorabuena y gracias por tu capacidad de transmitir la esencia de Mindfulness y más aún, haciéndola calar. No es tarea fácil…
Espero seguir dentro de este contínuo despertar ante lo que me rodea y ante mí misma y volver a seguir aprendiendo…” A.

” Ha sido un despertar de mis sentidos en las cosas cotidianas de la vida; comer, ducharme… “

” Desde aquí, quiero agradecer a Rafael Estrella, el invitarme a participar en el taller de Mindfulness o Atención Plena. Para mí ha sido una experiencia muy positiva que ha transformado mi forma de vida, me ha enseñado a tomar consciencia del momento en el que vivo, muy importante el aquí y ahora. Me ha ayudado a no estar atormentada por el pasado y a no agobiarme por lo que está por llegar. Ha sido un despertar de mis sentidos en las cosas cotidianas de la vida; comer, ducharme…, al estar relajada afrontas las relaciones con los demás de forma distinta, eres más positiva, mejor persona. Quisiera animar a todo el mundo a conocer este taller, pues aporta bienestar a tu vida y lo mejor, cuanto más prácticas más beneficioso es para ti ” CM.M.

” …descubrí que debía mirarme a mí misma a través de un espejo “

“Todo en mi vida, los momentos de tensión, las prisas, los parones físicos por falta de fuerzas….me habían llevado a varios estados de ánimo negativos, a veces consecutivos y a veces paralelos. El desasosiego, la tristeza, la sensación de que hiciera lo que hiciera no iba a servir de nada. Me sentía inútil para dar dicha y sentirme dichosa. No encontraba qué sentido tenía levantarme cada día, trabajar y cuidar de los míos cada día, acostarme cada noche para levantarme al día siguiente.
Llegué al taller de Atención Plena (Mindfulness y Regulación Emocional) por casualidad, como suelen ocurrir las cosas que te marcan en la vida, las que cobran importancia a lo largo de tu existencia. Allí descubrí que debía mirarme a mí misma a través de un espejo, del espejo que me permitía ver mi interior. Primero tomé conciencia de todo lo revuelto que tenía mi “Yo”. Aprendí a no juzgarme por ello, a no sentirme culpable, sino a ponerme manos a la obra para ponerlo todo en su sitio para estar cómoda, como cuando entras en un cuarto aseado luminoso y que huele a un fresco natural. Me gustaba entrar todos los días en esa habitación, darme mi tiempo, era sólo mío y dependía sólo de mí mantener esta estancia llena de luz y de paz. Luego, llegué a quererme como era, no estoy tan mal, me decía a mí misma, tengo preciosos valores que tengo que aprender a valorar.

No es fácil, todos los días aparecen dificultades, situaciones desagradables, problemas que resolver,…Pero ya no dejo que ese desorden, esa suciedad se acumule en mi interior, tengo un arma secreta para mantenerlos a raya, siempre disponible. Está en mi interior, es mi fuerza vital.
Gracias a todos los que me habéis ayudado, a mis compañeros de camino.” ML.Q.

 

banco

Share Button