SOBRE MINDFULNESS

“Mindfulness no es propiedad exclusiva de nadie. Conviene saber elegir qué profesional es el más adecuado para practicar”

¿qué hay que tener en cuenta?

Bienvenido al universo de las emociones….

“Mindfulness / Atención plena”

Podrá encontrar meditadores con años dedicados a la práctica, y por ello poseen un conocimiento profundo sobre la atención plena. Son los maestros de meditación. Por el contrario, y debido a que la práctica de mindfulness parece ser una moda, hay profesionales de áreas no relacionadas con la salud emocional que ofrecen servicios relacionados con la práctica de la atención plena. La salud emocional no es un juego ni debe ser tratada como moneda de cambio. Tenga en cuenta, además, que:

01 Estudios clínicos concluyen que los efectos de la práctica de mindfulness será eficaz sólo si quien dirige los ejercicios practica habitualmente.

02 Es imprescindible una formación reglada, certificada y, sobre todo, especializada en emociones, pensamientos, salud y psicología. Es imprescindible, además, estar adscrito al colegio profesional competente, ya que sólo estas instituciones garantizan el buen hacer de la práctica profesional. La experiencia personal en la gestión de las emociones, por sí misma, es importante pero no es suficiente. de hecho, puede ser un lastre en la relación de ayuda con las demás personas a las que se pretende ayudar.

“Recomendación: la salud emocional no es un juego, escoja un especialista en psicoterapia y salud emocional, colegiado, con formación sólida y demostrable en el conocimiento y práctica de mindfulness, de las emociones y que domine el manejo de la práctica en grupo.”

” ¿Qué no es mindfulness? / Errores frecuentes “


Mindfulness NO es de Oriente ni de Occidente

Se afirma erróneamente que mindfulness proveniente de Oriente. Es cierto que las prácticas meditativas que nos ayudan a prestar atención consciente se han desarrollado fundamentalmente en Oriente, sin embargo, la capacidad de atender plenamente está en todo ser humano, sea éste de oriente o de occidente.

Mindfulness NO es relajación

La práctica de mindfulness trae consigo estados de relajación corporal, emocional y mental, sin embargo se trata de atender de manera consciente y despierta, con mente de principiante, a lo que surja de nuestra experiencia en el momento presente, sin intentar que sea una experiencia distinta.

Mindfulness NO es meditación

Mindfulness es un estado de Atención Consciente o Atención Plena que se alcanza empleando prácticas meditativas, pero no es una meditación en sí, sino una capacidad humana.

Mindfulness NO es aprovechar el momento

Aprovechar el momento sin malgastarlo hace referencia a la conocida locución latina “carpe diem”. Mindfulness es atender de manera consciente a lo que surja aquí y ahora sin juzgar, sin pretender nada más que hacer consciente lo que surja no intentando cambiar la experiencia para que se mejor o distinta.

Mindfulness NO es una forma de conseguir algo específico

Mindfulness no persigue algo específico, es atender de manera consciente a lo que surja, sin pretender que lo que surja sea diferente de lo que es. Atender a la experiencia para conseguir algo distinto, supone juzgar como algo negativo la propia experiencia, impidiendo ser mindfulness. “Todo lo que busca ya está”.

Mindfulness NO es una técnica

Es frecuente, incluso por parte de profesionales de la salud mental, decir que mindfulness es una técnica. Atender de manera consciente no es un procedimiento o recurso terapéutico empleado para conseguir algo, sino una forma de ser, una habilidad natural y humana que hoy tenemos casi dormida.

12

” Cultivar una relación con nosotros mismos de forma sana”



” ¿Qué nos proporciona mindfulness? “


¿Cómo nos puede ayudar?

Intentar eliminar, sustituir o darle vueltas a los pensamientos, emociones y sensaciones corporales provoca sufrimiento, desgaste y estrés. La aceptación sin juicio es una forma saludable y beneficiosa porque ayuda a regular los pensamientos, emociones y sensaciones corporales de la ansiedad y estrés, tristeza y depresión, y dolor crónico.

¿A quién puede ayudar?

A las personas que sufran a causa de sus preocupaciones cotidianas profesionales (estrés, toma de decisiones), familiares (conflictos interpersonales), personales (tristeza, nerviosismo…) o físicas (dolor crónico…). Pero también a las que quieran cuidar de su salud emocional. La práctica habitual ayuda a prevenir problemas emocionales.

¿Cómo se practica?

En solitario y/o en grupo, se realizan prácticas formales, empleando las posturas clásicas (dignas) de meditación (sentados, tumbados, de pie, caminando o postura del astronauta). También se realizan prácticas informales (comer con atención plena). Se compaginan ambas modalidades. Y, por último, retiro de meditación (varios días).

¿Qué tipo de prácticas?

Mindfulness emplea prácticas de meditación samatha (concentrativas) y de meditación vipassana (observación sin juicio). Las prácticas más frecuentes son las de Atención Focal (p.ej., atención plena en la respiración), las de Campo Abierto (p.ej., atención plana sin elección) y las de Autocompasión (p.ej. meditación metta).

¿Cómo emplea mindfulness la meditación?

Fundamentalmente no busca nada específico o espiritual. No es un proceso que tiene un principio y un fin concretos. Tampoco se instaura dentro de conceptos místicos o religiosos ni dentro de un estilo de vida concreto. Se trata de cultivar una relación con nosotros mismos de una manera sana (sabia), en el aquí y ahora sin juicios.

16

Share Button